Para hacer más eficiente el procesamiento de pedidos, es muy importante que las ubicaciones del almacén sean fáciles de encontrar, y para ello resultan muy útiles las señales de ubicación. El uso de señales de ubicación le acerca un poco más a un sistema de recogida de pedidos que funcione a la perfección. Si además, proporcionamos una estructura lógica al número de ubicación, logrará una eficiencia aún mayor en el trabajo. ¿Pero cómo puede crear una estructura lógica?

Minimizar la carga cognitiva

Es importante que la numeración de ubicación sea fácil de entender. Si este no fuese el caso, todos los que tengan que moverse por el almacén perderán más tiempo procesando la información de la ubicación. La mejor manera de garantizar que la búsqueda requiere la menor carga cognitiva posible es aprovechando los procesos cognitivos comunes.

Siga el flujo

Al organizar un almacén, es conveniente dedicar un tiempo previo a estudiar con detenimiento la numeración de ubicación. También resulta útil elaborar un plan de numeración de ubicación junto con su plan de almacén. En cuanto sepa qué rutas se seguirán en el almacén, puede basar la estructura de los números de ubicación en estas rutas.

De esta manera se asegurará que no surja confusión ni duda al buscar una ubicación, porque la información estará interconectada. De esta manera, un selector de pedidos podrá confiar siempre en una secuencia lógica.

Divida

La información puede ser procesada más rápidamente cuando se ofrece menos cantidad de una vez. Esto hace que merezca la pena el esfuerzo de dividir los números de ubicación en partes más pequeñas, de modo que sea más fácil para los selectores de pedidos leer solo la parte que necesitan.

Por esta razón, los números de ubicación con frecuencia se dividen en "segmentos". Cada segmento representa una parte distinta de la ubicación. Los segmentos se suelen ordenar de mayor a menor.

Como resultado, el primer segmento indica si alguien está en el pasillo correcto (edificio + pasillo), el segundo indica la sección, el tercero la altura y, por último, cualquier subdivisión en el estante.

La estructura de un número de ubicación sería la siguiente:

1. Edificio
2. Pasillo
3. Número de sección
4. Altura
5. Subdivisión (para las estanterías)

Chunking in location numbering

No utilizar demasiados signos de puntuación

El formato de los números de ubicación es también muy importante. Esto significa que se deben evitar deliberadamente los guiones o puntos entre los segmentos. Estos serán leídos y, a su vez, se traducirán en una mayor carga cognitiva.

Añadir color (y contraste suficiente)

También es esencial que los números sean claramente legibles. Por esta razón, debe asegurarse de que tengan el tamaño adecuado y que contrasten suficientemente con el fondo.

Al utilizar diferentes colores, se puede facilitar aún más el reconocimiento de una determinada ubicación. El color actúa como una poderosa señal, que también facilita el procesamiento. Naturalmente en JekaShop puede encontrar etiquetas de ubicación en diferentes colores.

Número de ubicación como etiqueta de código de barras

Además de los métodos mencionados anteriormente para que la distribución de su almacén sea lo más eficiente posible, hay otros métodos para limitar los errores durante la recogida de pedidos. Por ejemplo, considere utilizar una etiqueta de código de barras o un dígito de control.